JOSÉ JULIÉN presenta en honor a las Olimpiadas Paralimpicas 2008 su himno “VICTORIA”

El 6 de Septiembre atletas con minusvalías, de todo el mundo, competirán en los Juegos Paralímpicos, como lo hacen desde 1948, año en qué, por primera vez comenzaron en Stocke Mandeville (Reino Unido), cuando el neocirujano britanico Mr. Guttman, puso en marcha una pequeña competición deportiva para veteranos de la II Guerra Mundial con heridas de médula espinal. Doce años más tarde, en Roma, un sueño que parecía imposible se hizo realidad: Las primeras personas incapacitadas participaban en una Olimpiada. Fueron 400 legendarios atletas de 23 países. La cifra fue creciendo… En 2000, cuarenta años después y en Sydney, fueron 4.000 y 128 los países.

Desde 1988 en Seúl, los Juegos Paralímpicos se desarrollan en las mismas ciudades y países de las Olimpiadas y no solo de verano, también se pusieron en marcha los de invierno

Los inicios fueron, duros, muy duros pero, a pesar de problemas y trabas a la organización de estos juegos, destinados a una minoría de nuestra sociedad, el espíritu de los valores promulgados por Pierre de Coubertain prevaleció. Se le sumaron, el afán de superación, de sacrificio, de esperanza… de los atletas paralímpicos, cuyo esfuerzo y éxito es ya reconocido mundialmente.

Por todo ello, el artista español José Julién, junto a Giovanni Inserra, ha compuesto el Himno “VICTORIA en homenaje al espíritu deportivo de atletas con minusvalías y con el afán de que influya en nuestra sociedad para una mayor aceptación de personas con minusvalía e integrarlos en ella, con idénticos derechos en todos los campos.
 
Un porcentaje de las ganancias que generen los derechos de emisión y utilización de la canción “Victoria” en radio, televisión y otros medios de comunicación, serán entregados a instituciones oficiales de carácter social.

Este no es el único proyecto humanitario que el artista de Murcia, José Julién, lleva a cabo. Desde hace muchos años apoya con sus exitosas campañas personales, la creación de un colegio de niños huérfanos en Guatemala bajo el nombre JARDIN DE LA ESPERANZA.

Este es el motivo por el que, José Julién, pone toda su esperanza en la canción “VICTORIA” con profundo deseo de que llegue hasta la fibra más sensible de los seres humanos y sirva como “Victoria” para la tolerancia, la integración y el respeto hacia todos aquellos que sufren minusvalías y que, sin embargo, son capaces de metas excepcionales.

Contacto:

Monte Sol Music
www.montesolmusic.com